¡Bienvenidos a mi Blog!

sábado, 11 de septiembre de 2010

TECNOLOGÍA DE AYUDA PARA LOS DISCAPACITADOS MOTÓRICOS

Para neutralizar, en lo posible, los problemas motóricos existen diversos recursos: fijar el lápiz a un soporte que, a su vez se unirá a la mano; fijar el papel a la mesa; fijar "perchas" a la silla para sostener el brazo; máquinas de escribir con modificaciones; soportes en la cabeza o la boca, si no puede usar las manos; en pacientes con una incapacidad tan grave que los impide controlar su cuerpo, se puede usar el Possum; utilización de programas específicos de lecto-escritura, como el Lápiz 4; utilización del ordenador y programas informáticos adecuados, etc.

Entre los muchos equipos auxiliares para la comunicación, vamos a hacer referencia a aquellos que pudieran ser más representativos en el terreno de la deficiencia motórica:

Microprocesador AUTOCOM.- Funciona como una máquina de escribir para cambiar de renglón, vuelta atrás, corrección,.. etc. El paciente selecciona mediante una pieza magnética la letra, palabra o frase que quiere emitir.

Aparatos POSUUM.- Permiten accionar diferentes aparatos como interruptor de luz, T.V, sonidos, etc. . por medio de la mano, el pie o la boca.

Máquinas de escribir.- Preferiblemente eléctricas por ser más silenciosas y permitir el borrado de errores más fácilmente.

Tableros de letras, palabras, imágenes o símbolos. Deben estar adaptados al nivel del desarrollo infantil. Hay tableros electrónicos que pueden ser accionados apretando un botón, succionando, manejando una palanca o con un movimiento de cabeza.

Ordenadores: Abren muchísimas posibilidades para los niños y niñas con PC tanto en el terreno de la comunicación como en el del aprendizaje y el juego. A continuación, pasaremos a detallar los distintos sistemas de comunicación, ayudas técnicas, mecánicas y electrónicas al servicio de los PC.

  1. Los conmutadores e interruptores. Se emplean con sujetos que presentan discapacidad severa motórica o mental. Estos deben estar adaptados a las habilidades específicas del usuario, de modo que pueda operar de la manera más eficiente posible sin fatigarse. La elección puede incluir interruptores accionados por soplo (para personas con discapacidad severa en los movimientos pero, con buen control de los labios); succión, sonido, para apretar (personas con limitado control grueso, pero con habilidad para apretar, se puede regular la presión necesaria); acción de cerrar un ojo, de presión (el conmutador es presionado por cualquier movimiento voluntario de cabeza, barbilla, mano, dedo, pie..., se puede variar el tamaño, forma, nivel de presión, etc.).
  2. Las pantallas táctiles. Con ellas el alumno consigue introducir los datos en el ordenador tocando el monitor (bien con los dedos o varilla de plástico).
  3. Los emuladores de teclado. Permiten a los deficientes motóricos graves cuya inteligencia no está afectada utilizar a través del teclado estándar programas de propósito general (como procesadores de texto, bases de datos, etc.). El dispositivo consta de una pantalla auxiliar conectada al ordenador. Las entradas de datos al ordenador se realizan con un conmutador conectado al Emulador y la selección de teclas de la pantalla auxiliar se hace por un sistema de barrido, seleccionando la letra, carácter o número, mediante un cursor luminoso que recorre primero las filas y luego las columnas que, al ser detenido por el usuario se señaliza la opción elegida. Se puede seleccionar la velocidad de barrido, tamaño de letras, etc. •
  4. Las carcasas. Para los sujetos deficientes motóricos, como mencionamos anteriormente, la actuación directa sobre el teclado puede presentarles diferentes grados de dificultad y pueden ser seleccionados con sencillas ayudas técnicas y/o programas. Los dispositivos más empleados son las carcasas (superficie que se coloca encima del teclado, los orificios están situados sobre las teclado sobre las que sólo se desean utilizar), varillas (de cabeza, boca...), sujeta teclas (asegura una tecla, mientras se presiona otra).
  5. Programas informáticos. Muchos paralíticos cerebrales son muy lentos en sus movimientos de manos y dedos, y necesitan varios segundos para levantar el dedo y volver a pulsar; por ello hay programas informáticos que evitan que se repitan automáticamente una tecla, un ordenador que no utilice estos programas les repetirá automáticamente la tecla a una velocidad de diez caracteres por segundo siempre que esté pulsada durante más de medio segundo.
  6. El teclado de conceptos. Es un tablero sensible a la presión, tamaño DIN-A3, dividido en 8 filas por 16 columnas: 128 celdas que se pueden configurar como se deseen. Cada celda o grupo de celdas, puede ser designada por el usuario con cualquier palabra, función o carácter que podrá cambiar al usar las diferentes láminas. Por lo que el ordenador podrá reconocer cualquier área del TC que se presione y responder en consecuencia.
  7. El digitalizador de voz. Con él se pueden reproducir sonidos grabados (voces, música, etc.). Pudiéndose trabajar con programas educativos que llevan incorporados mensajes grabados o bien grabar determinadas voces para poder trabajar con el tablero de conceptos, etc. (Consejería de Educación y Ciencia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada